Ser poeta, un título que se gana de gratis

 

Andrés R.W. lanza su cuadernillo Poemario II, una plaqueta-demo, con la que rompe un silencio de toda una vida y comienza a abrirse camino en el tímido pogo (que parece al que hacían al ritmo de Maná en el colegio) de la poesía colombiana. Se intuye que es un trabajo en proceso —como todos—, del que puede surgir un libro más completo, un verdadero long play para romperse la jeta.

En Poemario II, los personajes son seres anónimos, como “el ñerito que lo acompañó a sacar las copias” y “la perrita Kena”, a quienes está dedicada la obra. Se escribe como se habla, se salta la norma (hasta la ortográfica) porque es preferible la mala ortografía a tener los versos de silicona…

Porque escribir es una de las formas de escapar de la locura cotidiana y su mordida inoxidable; y para el poeta, la única. Está el abandono de la familia y la irregularidad de los amigos: sólo la noche te adopta en sus calles y te hace suyo. Se llega a la epifanía vía alcohólica. Se exaltan los marginales pues todos tienen algo en común: la mala suerte de la poesía. Los sueños se guardan en bolsillos sin fondo…

Pero, sobre todo, se tiene algo muy claro: la literatura es un paracaídas roto contra el olvido.

 

***

Nos dedicamos al improductivo oficio de apreciar las deposiciones que trae la vida

Con un desmesurado placer

Somos carne de cañón y con nosotros se mide lo miserable del mundo

¿Quién más que nosotros

Puede gustar de cometer incesto y pedofilia a la vez?

De pasar noches enteras cantándole a la botella sin gastar un solo peso

De amanecer como los dioses, que habitan debajo de los puentes

Mendigando un pan, unos pesos o su compañía.

 

¿Quiénes más perdidos en este mundo que nosotros?

Si hasta los perros vagabundos encuentran un hogar

Si hasta la mente más corrompida fue elegida por voto popular

Y si el humano más atroz se rige como un dios en este templo.

 

Nuestra vida no vale nada

Y como la nada no tendremos bando

Si los soviéticos nos hubieran encontrado en esta noche

Seríamos parte del gulag

Y si hubiéramos tenido la fortuna de caer

En los campos concentración seríamos jabones

O hermosas lámparas

Adornando la oscuridad y eso sería mucho mejor que creerse poeta

De todas formas no queríamos ser poetas

De todas formas la vida nos condenó a poesía

De todas formas no existe nada más patético y miserable

Que creerse poeta.

 

Para más del autor en: https://ddsorden.blogspot.com.co/

 

18985506_814285648728006_371884030_n

 

Anuncios
Ser poeta, un título que se gana de gratis

Por la poesía

 

Con su trapero

he secado el charco de babas

que deja la muerte en mi casa,

cuando duerme en mi cama,

y lo he sacado a la calle

para que hidrate árboles moribundos

 

Con sus puntadas

aprendí a coser el sueño a mis huesos,

a prender mis cigarrillos en el sol

—cuando se me pierde el encendedor—

sin quemarme el pelo

 

Y no importa que la noche abandone el cielo para eyacular en mi sangre y ponga mis glóbulos-rojos pálidos de vergüenza

porque por ti sé que dios no contesta

las llamadas por cobrar

que le hacen los pobres,

y que el tiempo no se mata

con la única arma de dotación que nos dan:

la palabra,

esa pistola de juguete

 

Y también sé que escupo ceniza

pero por ti

me rebelo

ante ella…

Como el niño que decide

que antes que morir una vida que no es suya

es preferible ahorcarse

con el cordón umbilical.

 

Por la poesía.jpg
                                                                    Obra: Sarolta Bán

 

Por la poesía

Rumbo a Sibaté de Andrés Chacón Urrego

 

Ediciones con Tinta Ebria no tiene estética conocida, además, porque lo único que sé de estética es que existen unos centros de esos llamados Paola’s o Yurbleidy´s donde se ponen las tetas y los culos las musas de los traquetos; y ninguno de nosotros tiene los versos de silicona.

Rumbo a Sibaté, del abogado e hincha de nacional Andrés Chacón Urrego, es un libro de poesía romántica, escrito, en su mayoría, a las putas de la 57 con 15 y a otros de sus amores de viernes. Ediciones con Tinta ebria es crossover… pero no a lo D.R.I. (banda de thrash metal), sino a lo 14 cañonazos bailables; por eso lanzamos los libros en diciembre y profundizamos en todos los géneros y estilos literarios, así que usted seguro encontrará algo de su gusto si lo busca con la paciencia de quien busca su categoría favorita en Cumbiaporno.

Chacón es un amigo cercano al parche de la Ebria, sobre todo cuando necesitamos que se ponga la corbata de abogado y nos saque de la UPJ, donde nos llevan por tomar en los parques de la ciudad hasta altas horas de la noche, y resistirnos a soñar dormidos porque necesitamos secretear con los árboles escuchando Los árboles y sintiendo “el secreto de la vida” en su música.

Los invito, pues, a leer Rumbo a Sibaté, sin “picarse a locos” como barrista de nacional… Y, recuerden, que la policía nunca es “La policía del amor”, pero, en cambio, decir poesía de amor, es algo redundante.

 

15281182_209360636179528_792151657_n

Rumbo a Sibaté de Andrés Chacón Urrego

DESCARGAR PAPELES PARA LEER EN EL RETRETE (PDF)

papeles-para-leer-en-el-retrete (←para descargar click acá)

Después de vendidos quinientos ejemplares de Papeles para leer en el retrete, en casi dos años, y haber gastado todo en Old John, me siento un enguayabado Best Seller de las cantinas bogotanas. Por eso, este Illicium verum de la poesía colombiana, quiere agradecer a toda la gente que se encartó con el libro y a la que no.

Les dejo este pequeño poemario para que lo descarguen, lo lean, lo compartan, lo pirateen… para que hagan lo que quieran. El único problema es que si no les gusta no podrá probar las mieles del fuego ni ser utilizado en caso de que se les acabe el papel higiénico: el verdadero destino de un libro de poesía.

10822675_1512758312326959_412975308_n
                                 Ilustración por: Natalia Leal
DESCARGAR PAPELES PARA LEER EN EL RETRETE (PDF)